De las manos de mi hermana
bebo miel
de sus colmenas
Sus pies son firmes
y grandes
como los del árbol de la vida.
Ella vive en un lugar
donde la tierra la abraza
y en un costado de mi pecho
donde más late.